Dios Primero

Dios merece toda honra, gloria y poder, por ser el Creador, el redentor, la esperanza de un mundo perdido. El es dueño absoluto de todo.