fbpx
Imagen_leon_post_un_enemigo

Un Enemigo como León rugiente

Tenemos un enemigo que se muestra y presenta como un león rugiente. Esta es una definición gráfica que la biblia nos presenta para que estemos conscientes de quién es nuestro enemigo.

 " Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;"

1 Pedro 5:8
Imagen_leon_rugiendo_post_un_enemigo

Cuando me desplazaba por una de las calles principales de la ciudad de Santo Domingo, observé un letrero con la siguiente inscripción: "El diablo está suelto. Cuídate".

 Ignoro el autor de la frase, pero conforme a las Escrituras, el enemigo de la justicia, Satanás, está en el mundo acechando como león rugiente,  buscando a quien devorar.

 Está suelto en este siglo, como ha estado desde que fue lanzado de su lugar original y desde entonces está produciendo dolor y llanto, desesperación y angustia,  tentación y peligro de muerte.

Nuestra verdadera realidad.

 Sin embargo la antítesis de ese enemigo está  vivo, a la diestra del padre, intercediendo por nosotros ante Dios, cual eficiente abogado, pero también está aquí en el mundo, viviendo en cada creyente, cada persona, que le ha  aceptado por la fe,  en quienes está el Espíritu Santo, moviéndose, dirigiendo, convenciendo de pecado y de error.

 Es verdad que está suelto,  pero un día será atado por mil años, dice La Biblia, y entonces habrá paz en el mundo, para al final ser completamente inactivado conforme al plan de Dios.

Confiemos en Cristo para ser librados del enemigo.

Hoy debemos cuidarnos y la mejor forma de hacerlo es confiando en Cristo, en quien debemos entregarnos sin reservas. Un día el curso de la historia humana, será interrumpido por Dios, quien dará inicio a una era de paz absoluta, jamás vista e imaginado por persona alguna.  Brillará entonces el sol  de justicia, porque el Señor gobernará con vara de hierro.

Escrito por: Pedro Castillo Juan