fbpx
Esperanza_imagen_post.

Un año de Esperanza

La esperanza es uno de los temas recurrentes en toda la Biblia, enseñándonos que en Dios encontramos todo lo que necesitamos.

Y el Dios de la esperanza los llene de todo gozo y paz en el creer, para que abunden en esperanza por el poder del Espíritu Santo.»

Romanos 15:13 (NBLA)

Después de la pandemia

Esperanza Imagen para texto post

Luego de un año como el que acabamos de tener, con muchas perdidas de seres queridos, empleos y negocios, todo esto acompañado de mucho sufrimiento, decimos como dijo el salmista en el Salmo 119:50, «Tu promesa renueva mis fuerzas, me consuela en todas mis dificultades.»

¡Las promesas de nuestro Dios en medio de toda esta aflicción que trajo la pandemia más toda la dificultad, sin duda nos han sostenido!

Por lo que este nuevo añovamos a vivirlo confiando en el Dios de la esperanza. Aquel que por medio del poder de Su Espíritu Santo la hará abundante en nuestras vidas.

Como creyentes, en este nuevo tiempo, será necesaria la firmeza, la cual lograremos en nuestra Roca Jesucristo. Por lo tanto, no dudemos de Su Palabra, tampoco demos cabida al temor en el futuro ni a la incertidumbre, pues Dios llevará a cabo Sus promesas. El es nuestra esperanza.

“Bueno es el Señor, una fortaleza en el día de la angustia, y conoce a los que en Él se refugian.”

Nahum 1:7

Esperanza en Dios.

Vivamos un nuevo año lleno de esperanza no adaptándonos al mundo ni en lo que en él acontezca, sino que permitamos que Dios transforme nuestra manera de pensar para así conocer y vivir en Su voluntad como dice Romanos 12:1-2: “Y no se adapten a este mundo, sino transfórmense mediante la renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno y aceptable y perfecto.”

Recordemos, Dios es nuestra esperanza.Te invito a reflexionar sobre estas promesas bíblicas, las cuales nos harán afirmar nuestra fe cada día del año:

Confiemos en los planes de Dios : Porque Yo sé los planes que tengo para ustedes”, declara el Señor, “planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11 (NBLA)

Descansemos en Dios: “Entonces confiarás, porque hay esperanza, mirarás alrededor y te acostarás seguro.” Job 11:18 (NBLA)

Dios es nuestra provisión:  “Y mi Dios proveerá a todas sus necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” Filipenses 4:19 (NBLA)

Tenemos Paz en Cristo: “La paz les dejo, mi paz les doy; no se la doy a ustedes como el mundo la da. No se turbe su corazón ni tenga miedo.” Juan 14:27 (NBLA)

Hay bendición esperando en Dios: Dios bendice a los que soportan con paciencia las pruebas y las tentaciones, porque después de superarlas, recibirán la corona de vida que Dios ha prometido a quienes lo aman. Santiago 1:12 (NTV)

“Mantengamos firme la profesión de nuestra esperanza sin vacilar, porque fiel es Aquel que prometió.”

Hebreos 10:23

Escrito por Yicell de Ortiz